Noticias

23 Jul
¿Cómo aumentar las ventas de su empresa?

En un taller organizado por Propyme, EFA abordó las bases que debe tener sentadas una empresa para impulsar su proceso de expansión de ventas.

Un empresario, en particular el de una pyme, “debería tomar desayuno repasando las ventas del día anterior”, indicó el coach Manuel Velasco, en representación de  la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA). Lo anterior, en el marco del taller “¿Cómo aumentar las ventas de su empresa?” realizado el pasado 19 de julio ante una treintena de participantes en el marco de las capacitaciones que realiza Propyme junto a EFA.

El  taller abordó los aspectos que deben estar asentados dentro de las empresas para comenzar un proceso de incremento en las ventas. En este contexto, Velasco hizo hincapié en que solo el 3% de las empresas (responsable del 97% de la riqueza a nivel mundial) cuenta con una planificación formal, que es revisada permanentemente y corregida en la medida en que las estrategias se van bajando. “Las actividades fundamentales del empresario son: planificar, controlar el plan y sus desviaciones -tanto las que resulten positivas para potenciarlas, como aquellas negativas para mitigarlas-, obtener los recursos humanos, financieros y materiales; generar nuevos negocios; y, construir un equipo ganador”.

Según el experto hay un conjunto de problemas comunes en los negocios que toda pyme debería conocer y manejar: desafíos con el personal, carencia de tiempo, falta de dinero, débil crecimiento en ventas y dificultades en la operación”.

ACTITUD La invitación para los asistentes fue partir con estar dispuestos a cambiar de actitud, pues “mi empresa es un reflejo de lo que yo soy”. La actitud, explicó, “es mi comportamiento, consecuencia de la decisión que tomo todos los días sobre cómo quiero ver mis resultados y entorno”. Para apuntar al cambio, afirmó que debe existir primero un nivel de insatisfacción, que debería conducir al deseo de querer llegar a algo, a tomar acciones concretas de transformación y a disponer de un soporte para poder desarrollarlas. “Muchos de ustedes están aquí porque en algún momento de su trayectoria como empresarios han visto sus ventas y han pensado ‘podría haberlo hecho mejor’”, señaló.

Sin embargo, advirtió también Velasco, “el cambio siempre conlleva ventajas y beneficios, pero también enfrenta costos y resistencias”. Añadió que solo cuando el sueño de un emprendedor se convierte en objetivos y en un plan de negocios que se pueda medir, es posible llevarlo a la realidad.

LAS BASES El coach explicó, asimismo, que existe un “nivel de dominio” basal que debe administrar el empresario sobre su organización, el que contiene cuatro elementos: controlar el destino, el dinero, el tiempo y la calidad del servicio. Entre los puntos que mencionó están conocer en profundidad a los clientes, identificar la diferencia respecto de la competencia, poseer una cultura interna de trabajo, definir metas de ingresos y seguir el flujo de caja, precisar las rentabilidades de productos y clientes, y establecer con claridad el punto de equilibrio del negocio.

Velasco también subrayó la importancia de la “consistencia” en el servicio o producto que entrega una empresa, para lo cual recomendó a los emprendedores del taller de ProPyme y EFA aplicar la metodología Net Promoter Score (NPS), la que apunta a consultar a los clientes sobre la probabilidad de que los recomienden a amigos o familiares, para lo cual se utiliza una escala que mide la lealtad. Concluyó describiendo los cinco caminos para incrementar las utilidades de un negocio. Estos son determinar el número de prospectos o de objetivos del vendedor como potenciales clientes (“un prospecto es un pollo por pillar”, ejemplificó), medir el factor de conversión de prospectos en número efectivo de clientes, el número de transacciones realizadas, el promedio de las ventas y el margen, para determinar así las utilidades.

22 Jul
Gestión de ventas hoy: a la medida del cliente

A cargo de Jorge Bullemore, director de Programas de Bighuman, expertos en gestión del conocimiento, se llevó a cabo en el mes de julio 2019 la charla “La gestión de ventas en empresas de servicios financieros,” ante la presencia de 130 asociados de la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA).

Con una invitación a revisar experiencias y sistemáticas en ventas, el doctor en Administración de Empresas, Jorge Bullemore, dirigió una dinámica charla ante los socios de  la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA), actividad mensual que organiza la entidad gremial para abordar diversas temáticas de interés para la industria. Bajo el título de “La gestión de ventas en empresas de servicios financieros” -realizada el jueves 11 de julio 2019- Bullemore ahondó en el nuevo escenario comercial generado con la Revolución Industrial 4.0 planteando nuevos desafíos para la gestión de ventas, a la vez que entregó recomendaciones, sugerencias y tips para enfrentar una realidad de cambio permanente.

EL MAPEO DEL CLIENTE Como recordara el director de Bighuman, tras la irrupción de internet se ha producido una simetría de información entre el cliente y el vendedor, lo que ha modificado las reglas de la relación entre ambos. “Si antes el vendedor le contaba al cliente sobre el servicio o producto, ahora el cliente ya está informado de antes. Por esto es tan importante que las empresas tengan “mapeados” a sus clientes respecto de sus necesidades y percepciones. Según diversos estudios, hasta un 40% de vendedores no entienden la realidad específica de sus clientes. Y esto es lo que hay que buscar comprender a través de distintas metodologías y estrategias”, señaló Bullemore.

PLAN COMERCIAL PERSONAL Explicó que -en particular en la industria financiera- es fundamental obtener la confianza y lealtad del cliente y que para ello son clave la franqueza, preocupación y ser competentes en el servicio que se está ofreciendo a las personas. En este contexto, indicó que es de suma relevancia que cada vendedor cuente con un “plan comercial personal”, en donde disponga de un diagnóstico, una meta y los mecanismos para alcanzarla. “Los profesionales de las áreas de ventas, deben ser capaces -y en esto el buen uso de las redes sociales es fundamental- de armar una “marca personal”, la que debe difundir, monitorear y monetizar”, puntualizó.

Diversas investigaciones indican que, en promedio, una empresa pierde el 14% de sus clientes cada año -lo que implica que si no obtiene nuevos clientes puede desaparecer en menos de diez años. En este sentido, abordó la fidelización de clientes en un contexto de creación de “barreras de salida positivas”, es decir, establecer un vínculo tal que el cliente se convierta en un “socio” y, por tanto, no tenga incentivos para romper la relación comercial. 

SISTEMÁTICA COMERCIAL  Según el experto, otro aspecto fundamental es diseñar una adecuada “prospección de oportunidades”. Esto considera interrogarse acerca de cómo conseguir nuevos clientes, una rigurosa planificación de objetivos y actividades, una metodología para investigarlos y conocerlos, y una identificación precisa de sus demandas.

El profesional indicó que, del análisis de la realidad del cliente y de los diversos factores que intervienen en el entorno, hay que desarrollar una “sistemática comercial”, que es un ejercicio “más duro” que engloba el conjunto de planificación y prácticas de venta de productos.

A LA MEDIDA De acuerdo con Bullemore, hay “todavía poca conciencia sobre el rol del vendedor. En general, las empresas se abocan mucho al tema de reducir costos o de tener solo vendedores porque hay que tenerlos, pero sin ponerle demasiada ingeniería al perfil del vendedor; a cuál es la propuesta de valor hacia el cliente; cómo abordarlo; y, cómo fidelizarlo”. Bullemore afirmó, asimismo, que estamos  “a muchos años luz” en comparación a la experiencia de otros países, lo que también pasa por un problema cultural, porque a nivel global “el rol del vendedor es todavía pareciera ser secundario en varias industrias”.

No obstante, aseguró que precisamente la automatización que, por ejemplo, ha reemplazado algunos puestos de ventas en el sector retail, también exige contar con vendedores para productos más sofisticados o especializados, “de alguien que te arme la solución a la medida y es aquí donde todavía falta ponerle foco y fuerza”.

28 Jun
Gerente general de EFA: “Como asociación gremial es clave visitar a las pymes en regiones”

“Todavía el nivel de centralización en el país es fuerte y el trabajo de las pymes regionales es sumamente relevante, por lo que como asociación gremial buscamos establecer canales de diálogo directos con ellas a lo largo de Chile. Y en este contexto, la alianza con Propyme nos brinda los puentes para concretar esta conversación sobre #financiamientoinclusivo con los pequeños y medianos empresarios”, señaló Pilar Velasco C. gerente general de la Asociación de Empresas de Factoring de Chile (EFA) en el encuentro de Propyme realizado en Valdivia el miércoles 26 de junio.

Puntualizó que EFA apoya a las pymes en todo lo que es el financiamiento inclusivo.  “Nuestra asociación reúne a 26 empresas de servicios no bancarios, cuyo foco de atención y acompañamiento son las pymes, a través de una gestión muy flexible, rápida y cercana, con tiempos de respuesta bastante inmediatos y relaciones humanas directas que hacen posible una asesoría en muchos temas de management, contabilidad y otros con los empresarios pequeños y medianos. Nuestra labor es de acompañamiento y no la mera transacción de compra de facturas u otros documentos a través de la web”.

Añadió que “nuestro trabajo gremial tiene que ver con la difusión de la operatoria del factoring en un marco de transparencia y buenas prácticas empresariales, aclarar mitos y confusiones, explicar los cobros que hay tras las operaciones, que sepan cómo operar y qué preguntar y que, obviamente, entiendan los grandes beneficios que tiene este instrumento de financiamiento que tantos beneficios ha traído a las pymes en países desarrollados y en los mismos de América Latina, como Perú y Colombia, por ejemplo. Nuestros 26 asociados han optado por marcar la diferencia y jugar en una cancha de oportunidades en forma absolutamente abierta y transparente”.

Pilar Velasco indicó que, si bien les ha llamado la atención la cantidad de experiencias con factoring a nivel de las regiones -dado que pensaban que eran menos-, existe bastante confusión y denuncias respecto de empresas que les ponen trabas e impiden a las pymes realizar operaciones de factoring. “Estamos viendo en terreno prácticas abusivas con las pymes, en donde varios clientes les prohíben factorizar ya sea mediante un cobro interno o, derechamente, diciéndoles que ellos trabajan con proveedores que no factorizan, por lo que el mensaje es bastante claro. Esto no es solo abusivo, sino que completamente ilegal. Como asociación, ya hemos tomado las medidas y estamos canalizando las denuncias a las autoridades ad hoc”, manifestó.

Más imágenes en bit.ly/2X4Q2Pn @propymechile

18 Jun
Plan de negocios: transformar un sueño en objetivos medibles

El académico, empresario y coach de negocios Manuel Velasco, por parte de la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA), expuso sobre la importancia del plan de negocios para los emprendedores. Ello, en el marco de un taller organizado por la comunidad Propyme y que contó con el apoyo de EFA.

Los sueños de un emprendedor deben llevarse al papel, afirmó el ingeniero comercial, académico y empresario Manuel Velasco en el marco del taller “Cómo preparar tu plan de negocios” que organizó la comunidad Propyme con el apoyo de la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA) para 30 empresarios pymes. El experto, destacó que solo cuando el “sueño” de un empresario se traduce en un plan, se convierte en objetivos y acciones. La actividad de Propyme respaldada por EFA es parte del ciclo de jornadas de capacitación “ABCDEmprender”.

Según Velasco, solo un 3% de las empresas de menor tamaño cuentan con un plan aterrizado, lo que dificulta comparar su accionar y resultados, al no haber puntos de referencia. “A las empresas con un plan de negocios les va mejor”, indicó. A su juicio, el plan contribuye a determinar el lugar a dónde quiere llegar un emprendedor, la hoja de ruta que seguirá, entender a la competencia y anticipar riesgos y amenazas. “Es importante que el dueño planifique, que sepa trasladar su sueño a la realidad”, señaló Velasco.

LAS CLAVES Los pasos clave de este proceso son, primero, “dominar el caos” en la organización; identificar el “nicho” de mercado; el apalancamiento, que constituye los cimientos para el crecimiento; disponer de un equipo humano “organizado y ganador”, establecer las sinergias y economías de escala, y medir los resultados. Agregó Velasco que la medida del éxito y la estabilidad de una empresa es que ésta puede funcionar sin que sea imprescindible que su dueño esté constantemente en su operación diaria.

METAS Y PLAZOS El docente también explicó que un emprendedor debe contar con una visión del negocio, que incluya la meta final y los plazos para alcanzarla; un propósito, es decir, “a quiénes en el mercado les quiero resolver un problema o demanda”; disponer de un conjunto de valores que orienten la gestión; tener claridad respecto de la misión del negocio, a través de una definición que sea específica, breve y no genérica; definir una garantía hacia el cliente, lo que permite aminorar los riesgos; establecer con precisión un punto de partida, y hacer un permanente análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del emprendimiento.

De acuerdo con Velasco, todos estos elementos son componentes necesarios del plan de una pyme. “La actitud es fundamental, nadie más que ustedes son los dueños de su negocio”, aseguró ante una audiencia compuesta por empresarios que desean mejorar su producción de bienes o servicios y personas que están armando o iniciando una pyme. El experto subrayó también la relevancia de construir un equipo humano en la organización. “Los planes no sirven de nada si no tengo un equipo ganador”, señaló.

Velasco concluyó su exposición advirtiendo sobre la relevancia de que el plan de negocios considere también metas en función de plazos que pueden ser trimestrales, a 12 meses o a tres años, por ejemplo, y precisó que aquellas deben ser financieras, comerciales, operacionales, de procesos y de recursos humanos. Asimismo, subrayó que las metas exigen tener una persona o unidad claramente responsable de su ejecución y medición.

18 Jun
Congreso corrige error en Ley de Pago a 30 Días

La moción restituye la facultad de las empresas de menor tamaño de demandar por los perjuicios que deriven del incumplimiento de pago por parte de sus adquirentes de bienes y servicios, y que por un error administrativo quedó fuera de la Ley N° 21.131.

Luego de su aprobación en la Cámara de Diputados, el Congreso ratificó el jueves 13 de junio y despachó al Presidente para su promulgación, la moción que permite a las empresas de menor tamaño (pymes) demandar indemnización por el no pago de sus facturas (boletín 12.646). El proyecto corrige un error técnico cometido en la tramitación de la Ley N° 21.131 que establece el pago efectivo de facturas a 30 días por parte de los receptores de bienes y servicios, tanto públicos como privados.

Al debatirse esta legislación, y en el marco del análisis sobre los actos de competencia desleal, se determinó precisar que será constitutivo de competencia desleal el establecimiento o aplicación de cláusulas contractuales o conductas abusivas en desmedro de los proveedores, el incumplimiento sistemático de deberes contractuales contraídos con ellos o de los plazos dispuestos en la Ley N° 19.983, que regula la transferencia y otorga mérito ejecutivo a la copia de la factura, para el cumplimiento de la obligación de pago del saldo insoluto contenido en la factura.

Sin embargo, al tramitar y luego publicar la nueva legislación, quedó afuera el siguiente párrafo: “Sin perjuicio de lo anterior, cualquiera sea la naturaleza jurídica del deudor, la empresa de menor tamaño afectada podrá demandar el monto de los perjuicios que deriven del incumplimiento, de acuerdo a las normas generales. La acción podrá ser ejercida por el afectado personalmente, en demanda colectiva o representado por la entidad gremial que les agrupe, todo ello de acuerdo a lo dispuesto números dos al cinco de la ley que fija normas especiales para empresas de menor tamaño”.

ACUERDO TRANSVERSAL Debido a que en ningún momento del debate de la Ley de pago a 30 días se planteó modificar esta facultad de las pymes, en mayo los senadores de la Comisión de Economía del Senado (Ximena Rincón, José Miguel Durana, Álvaro Elizalde, Rodrigo Galilea y Felipe Harboe) y, advertidos del equívoco producido, presentaron una moción para la corrección de la omisión, la que fue respaldada por el Ejecutivo. El proyecto fue aprobado en el Senado el 5 de junio y el 13 del mismo mes lo ratificó la Cámara de Diputados.

La nueva norma aprobada señala: “Artículo único.- Incorpórase en la letra i) del artículo 4° de la Ley N° 20.169, que regula la competencia desleal, el siguiente párrafo segundo: “Sin perjuicio de lo anterior, y cualquiera sea la naturaleza jurídica del deudor, la empresa de menor tamaño afectada podrá demandar el monto de los perjuicios que deriven del incumplimiento, de acuerdo a las normas generales. La acción podrá ser ejercida por el afectado, por sí, en demanda colectiva o representado por la entidad gremial que les agrupe, todo ello de acuerdo a lo dispuesto en el artículo noveno números dos al cinco de la ley que fija normas especiales para empresas de menor tamaño”.

Los parlamentarios, tanto del Senado como de la Cámara de Diputados, valoraron el acuerdo transversal para aprobar la iniciativa, así como el apoyo del gobierno, al tiempo que insistieron en que nunca estuvo en el espíritu derogar la disposición favorable a las pymes en materia de protección ante prácticas de competencia desleal.

17 Jun
Charla EFA: Ciberseguridad como pilar de la transformación digital de tu empresa

En una charla para las empresas de servicios financieros no bancarios asociadas a EFA, los ingenieros Adrián Ponce y Rodrigo Bustos, socios de la consultora Pretorian, analizaron los riesgos en el manejo de la información en compañías de servicios. Junto con evidenciar la lejanía que aún sienten las empresas con este tipo de riesgos, plantearon la necesidad de un cambio cultural en esta materia para que todos los integrantes de la organización estén concientizados en el valor de la seguridad.

La ciberseguridad en las empresas no es una tarea reducida a los departamentos de tecnología de la información (TI), sino una responsabilidad del conjunto de la organización. Esta fue la idea fundamental que plantearon los expertos de la consultora Pretorian, Adrián Ponce y Rodrigo Bustos, en la charla “Ciberseguridad como pilar de la transformación digital de tu empresa” realizada para los socios de la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA).

En su presentación, ambos señalaron que en la actualidad los hackers no responden a la percepción tradicional de adolescentes o jóvenes tech a quienes les gusta desafiar tecnológicamente a las organizaciones. Por el contrario, se trata de entidades criminales muy estructuradas, ágiles y con una alta capacidad de adecuación a nuevos escenarios. “Hay una industria del cibercrimen, donde intervienen proveedores y clientes, que son los que perpetran los ataques”, explicaron.

FOCO DE LOS ATAQUES Estas características hacen que los hackers sean mucho más rápidos que las instituciones a las cuales golpean. Agregaron que la amplia gama actual de dispositivos electrónicos ha expandido la llamada “superficie de ataque” de una entidad, lo que ha hecho más vulnerables a las organizaciones. De acuerdo con los datos que entregaron, en cinco años ha habido un crecimiento de 10 mil veces en ataques; asimismo, el 80% de estos tiene objetivos económicos, un 15% corresponde a espionaje y solo el 5% se atribuye a personas que apuestan a encontrar debilidades de los sistemas.

LA DEUDA ORGANIZACIONAL Ponce y Bustos señalaron que hay una “deuda organizacional en ciberseguridad” que debe ser reducida al mínimo, lo que implica un cambio cultural y la colaboración de todas las unidades de una empresa, ser más ágiles en las respuestas y desarrollar una mejor adaptación a entornos cambiantes.

En este contexto, ambos advirtieron que las compañías e instituciones tienden a otorgar presupuestos menores a la seguridad de la información o adoptan conductas erróneas. Entre estas últimas mencionaron, por ejemplo, el crecimiento acelerado de infraestructura o de tecnología que “está de moda”, pero sin una evaluación de ella, sus costos o mantención; no incorporar la ciberseguridad desde el inicio de un proceso u operación; la asimetría de información, por ejemplo entre el personal de TI y las gerencias o directorios; vinculación con proveedores enfocados en la venta de marcas; empleados débilmente capacitados; y lo que definieron como “paradoja de la confianza”, que consiste en entregar los “privilegios” de acceso a un tercero proveedor y, sin embargo, acotar los de los empleados de la propia firma.

En materia de ciberseguridad, indicó Bustos, el enfoque debe ser multidisciplinario, ya que no existe una solución única y es necesario hablarle “en simple” y de forma tangible a la gente de la organización sobre los riesgos que existen. “Este es un proceso a largo plazo y permanente y mientras antes partas, más rápido lo logras; hay ganancias muy rápidas al principio, y después se puede empezar a trabajar el resto”. El especialista insistió en que la ciberseguridad en una organización comprende a todos sus integrantes y que ello significa tener procedimientos, patrones de conducta seguros e intentar siempre ir un paso más adelante que el hacker. “Si hay un ataque, no es el equipo de TI el responsable y el único impactado, es la empresa completa”, concluyó.

Para Adrián Ponce, Chile es un país que, en términos comparativos, “está bien parado” en la región. “Lo que hay que trabajar es la conciencia de la ciberseguridad en las gerencias, en el directorio, y entender que esto no es solo una tarea del departamento de tecnología de la información, sino que es una tarea de todos quienes interactúan con la tecnología y los datos de la empresa”.

CIBERSEGURIDAD NO ES TENER MÁS TECNOLOGÍA Según su experiencia, “muchas veces tenemos la tecnología, pero la pregunta es cómo le sacamos el mejor partido, cómo podemos ser más eficientes en capacitar continuamente a las personas, para que los que están interactuando con la tecnología tengan más conciencia de lo que significan las amenazas en ciberseguridad, y más conciencia para identificar las amenazas que utilizan al ser humano como brecha de entrada”.

POR DÓNDE PARTIR El ingeniero insistió en que todas las empresas deben abordar el problema: “La inversión en ciberseguridad, porque no es gasto, es proporcional al tamaño y complejidad de la empresa”. También se relaciona con la vertical en que esta participa. “Hay mayor riesgo en la vertical financiera, en la que maneja dinero o datos más vendibles en el mercado”, señaló. Por su parte, Bustos afirmó que para una organización, “lo primero es conocerse, autoevaluarse o pedir la evaluación de alguien que te diga dónde estás, y que en conjunto construyan una ruta hacia dónde quieres llegar”.

Ponce recomendó que a los mecanismos de mejora continua en una compañía se agregue el compartir información con otras empresas del mismo rubro, “para así hacer una inteligencia común y tener un mejor análisis de lo que le está pasando a cada uno, y achicar las brechas de seguridad”. “Si lo haces bien, muchas veces con un esfuerzo muy bajo, solo de horas-hombre o de configurar mejor la infraestructura actual, vas a reducir significativamente la brecha, antes que invertir en tecnología o en cambio de cosas. Por tanto, puedes construir una especie de mapa de calor, desde iniciativas de alto impacto en reducir la brecha, pero poco esfuerzo económico, a cosas que tienen un alto esfuerzo y un alto impacto”.

16 May
EFA Y CORFO dan a conocer Programa de Financiamiento MIPYME

En el marco de su programa de formación para socios, la Asociación de Empresas de Factoring Chile (EFA) realizó una charla sobre el Programa Corfo -Mipyme que desarrolla la entidad gubernamental para apoyar el financiamiento de micro, pequeñas y medianas empresas que enfrentan dificultades para acceder al crédito bancario. La exposición estuvo a cargo de Carla Bazaes Merino, jefa de la Unidad Comercial de la Gerencia de Inversión y Financiamiento (GIF) de la institución estatal.

SOBRE EL PROGRAMA La ejecutiva describió que el programa se orienta a entidades financieras no bancarias (IFNB) de crédito, leasing y factoring, que intermedien recursos para personas jurídicas o naturales cuyas ventas anuales no superen las UF 100.000. En este mecanismo, Corfo actúa como “banca de segundo piso”. En la modalidad general del programa se incluyen las cooperativas, el leasing y el factoring (una modalidad especial se aplica al sector agropecuario y a productores indígenas).

En la actualidad, y luego de algunas mejoras para hacerlo más expedito y eficiente, el programa ha iniciado su segunda etapa a través del procedimiento de “ventanilla única”. En su primera versión (2017-2018), participaron 11 instituciones, de las cuales ocho fueron de factoring o leasing.

Dentro de las novedades para el proceso en desarrollo se considera precisar que los recursos entregados se destinen a capital de trabajo o productivo y para ello los clientes deben suscribir una declaración jurada. Asimismo, las instituciones deben presentar mensualmente una rendición de flujos y el stock de operaciones, así como anualmente su memoria y estados financieros.

LAS EXIGENCIAS Bazaes insistió en que Corfo ha puesto en marcha una política de acompañamiento a las entidades que participan del programa, la cual incluye apoyo en la postulación y luego en la formalización e implementación. “Hay que entender que los programas de Corfo trabajan bajo la modalidad de intermediación. El riesgo financiero está basado en la misma institución financiera, son ellas las que evalúan el financiamiento con los recursos que Corfo les entrega”, afirmó la ejecutiva.

Bazaes agregó que “dado que la responsabilidad del riesgo está en las instituciones financieras y nosotros velamos para que estas respondan frente a Corfo, por lo que deben tener un cierto estándar. No solo tener la capacidad de colocación del recurso entregado, sino también de la administración de la cartera y de la obligación de deuda que tienen frente a Corfo”, señaló.

En el ámbito financiero, la IFNB debe comunicar su tasa de morosidad y no tener pérdidas patrimoniales superiores al 15%. Tampoco mantener deuda con otras líneas de financiamiento otorgadas por Corfo. “Cada IFNB tiene una exposición máxima: el menor valor entre 1,5 el patrimonio o si no el 30% de los activos totales. El menor valor es el máximo de exposición a que llega Corfo”, añadió Bazaes, quien subrayó que el organismo estatal hace una evaluación financiera y comercial de la IFNB para resolver los montos que le entregará, según sus capacidades de colocación.

El Programa Corfo-Mipyme es a cuatro años y cuenta con US$ 120 millones aprobados en 2016 por el BID y, en esta segunda, “ventanilla abierta” habrá disponibles $ 23 mil millones.

10 May
EFA presente en la mesa público-privado del Observatorio del Comercio Ilícito de la CNC

Como parte de su reciente ingreso a la Cámara Nacional de Comercio (CNC), la Asociación de Empresas de Factoring de Chile (EFA) participó este jueves en el primer encuentro del año de la mesa pública-privada del Observatorio del Comercio Ilícito de la CNC. Lanzado en mayo de 2016, el objetivo del observatorio es combatir el comercio ilegal y el contrabando, dado los efectos adversos que tiene en la economía nacional, así como los niveles de corrupción que conlleva. Esta es la sexta mesa público-privado que se realiza desde ese año.

Durante la reunión se hizo un repaso a lo realizado en 2018, la agenda de trabajo para 2019 y se anunció el  lanzamiento de la campaña “Juguemos Limpio”, que se difundirá este domingo 12 de mayo.

A lo largo de los años, el trabajo del Observatorio ha girado en torno a la legislacion (políticas públicas), educación (capacitación en colegios, elaboración de estudios y difusión) y fiscalizacion (aduanas, carabineros, municipios, fiscalía, logística), materia que se irán profundizando durante 2019. 

EFA apoya la campaña “Juguemos limpio”, desde la perspectiva de adherir a las buenas prácticas empresariales, difundir y dar a conocer a aquellas empresas de factoring que cuentan con codigos de ética y de autorregulación. Ello, con el objetivo de disuadir a las empresas que impiden a sus proveedores realizar operaciones de factoring, dado que la imposición de una limitación de ese tipo es una práctica ilegal y atenta contra la libre competencia.

09 May
EFA ingresa como socia a la Cámara Nacional de Comercio

Como parte de su trabajo de difusión en torno al financiamiento inclusivo de las pyme, la Asociación de Empresas de Factoring de Chile (EFA) acaba de integrarse como socia de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

En el encuentro en que se formalizó el ingreso EFA fue encabezado por su presidente Marcelo Lazen, el director Andrés Achurra, la gerente general  Pilar Velasco, y la gerente de Desarrollo, Ivonne Solar; quienes fueron recibidos por Manuel Melero, presidente de la CNC; Daniel Montalva, secretario general; Carolina Arancibia, gerente gremial; y Bernardita Silva, gerente de Estudios.

El presidente de EFA, Marcelo Lazen, destacó las coincidencias de agenda que existen entre ambas entidades, especialmente en lo que respecta a trabajar por el financiamiento inclusivo de las pyme, apoyar la formalización de las pequeñas y medianas empresas, los desafíos que existen en el tema de la ciberseguridad, así como en todo lo que apunte hacia una mayor transparencia gremial.

Desde su nacimiento, EFA -que en la actualidad agrupa a 27 empresas de factoring- se ha regido dentro de un marco de acción autorregulado, velando por las buenas prácticas empresariales, por lo que su ingreso a la CNC no hace sino reforzar el camino seguido. 

“Uno de los principios de EFA es el financiamiento inclusivo, por lo que transformarnos en socio de CNC nos ayuda a seguir avanzando en nuestra tarea de posicionar al factoring como un instrumento que aporta al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas”, señaló Marcelo Lazen.

Sidebar: